Cochino Mundial.

Soy de los que sueñan.

Por eso me encanta el Fútbol. Me da esa oportunidad de soñar, de sentirme parte de algo, de luchar en equipo, tener fe, reflejarme en mis héroes y en mis ídolos.

El Fútbol ha sido parte de mi vida gracias a mi Padre que me llevó al estadio desde que tengo razón. Todos los Sábados ahí estábamos en el Tec viendo a los Rayados perder. Era lo de menos, lo importante era ilusionarme con algún día ser campeones, con algún día ser los mejores.

Así crecí, viendo a los rayados y a mi selección. Gritando un gol del Abuelo Cruz que nos dio un pase al Mundial. Viendo a Borgetti meterle gol a los Estados Unidos en el Azteca. Viendo a Cuauhtémoc salvarnos una vez más. Ahí estaba yo como muchos siempre soñando.

Mi amor a este deporte llegó a extremos cuando con Sánchez viajábamos para apoyar a los Rayados en sus primeras liguillas que nos tocaron: A Guadalajara contra el Atlas en los cuartos de Pasarella, o a la final en el Azul con Vuce por mencionar algunas.

Creo tanto en mis equipos que hice una irresponsabilidad financiera y me fui a Sudáfrica en el 2010 con mis amigos. En verdad pensaba que Aguirre era el líder indicado y fui al otro lado del mundo a querer ver esta historia. El resultado fue lo de menos. Nadie puede matar mi esperanza así que el día que regresé de Johannesburgo compre un cochinito al que bauticé (El título fue solo para llamar su atención, amigos lectores)

Ese Cochino Mundial fue el causante de que hace una semana regresé de Brasil de mi Segundo mundial. Otro viaje que jamás olvidaré. Ver a México ganarle a Croacia, a Camerún, y en especial ese empate con Brasil donde en el estadio vi con mis propios ojos que podemos contra los mejores.

Sin duda hoy mismo empiezo mi Cochino Mundial para Rusia y regresando empezaré el de Qatar y ya con mis hijos al de Uruguay (apuesto a que ahí va a ser en el 2026). Porque soy de los que tiene fe que algún día llegaremos a esa posición soñada, soy de los que piensan que algún día nuestros sueños serán recompensados así como lo hicimos en los mundiales sub 17 o con esa medalla de oro. Claro hay mucho por trabajar, por cambiar y un camino muy largo, pero siento que vamos caminando. Yo seguiré soñando.

Se los aseguro no hay nada como ir a un Mundial, nada.

¿Quien se apunta con su Cochino?

Screen Shot 2014-07-04 at 11.37.31 AM

Yo Soy Viernes
Y, ¿tú?
¿Tienes el valor o te bailo?

6 comments

  1. Viento   •  

    Hahahahahha Cochinooo!! El poder del Cochino! Jajajajaa

  2. Karina   •  

    Yo ya me apunte empiezo con los ahorros

  3. Daniela   •  

    Tengo el valor pero bailame también jaja

  4. Ale M.   •  

    Increíbles palabras, definitivamente el fútbol es algo que nos hace soñar, disfrutar, gritar, emocionarnos, gritar groserías y creernos los mejores directores técnicos creyendo que es fácil estar en el lugar de los jugadores, pero todo es parte del juego y definitivamente puedo decir que la Selección Mexicana hizo un gran papel en este mundial y que tanto los jugadores como nosotros nos vamos con la cara en alto independientemente de si fue penal o no, porque en los partidos jugados se dio lo mejor y hasta mas. Nos quedamos con el “que hubiera pasado” pero al final contentos con el papel de nuestra selección.. <3

  5. Bricia   •  

    Te juro que con el titulo pense que insultarias a la fifa o algo asi jajajajajajaja eres el mejor Nachito<3

  6. Vanesa   •  

    Respetos nachito! Querer es poder y lo que venga lo pone nuestro ser! El deporte mueve fronteras, mueve corazones y que mejor que el fútbol para ejemplificar todo ese torbellino sabroso de colores!!! Sigue ahorrando nach! Ya te quiero ver en Rusia (:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>